Lunes 26 de Agosto de 2019

Recorrido Virtual

 



Audiencias

audiencias

Crear PDF Recomendar Imprimir

Fallecimiento del juez José Osvaldo Casás

El pasado sábado 9 de febrero falleció el Dr. José Osvaldo Casás, juez de este Tribunal Superior desde su conformación en 1998 hasta el pasado 31 de diciembre, fecha de su renuncia.

Integrantes del Tribunal Superior encabezados por la presidente, Inés M. Weinberg despidieron al Dr. Casás junto a sus familiares, colegas y amigos.

 

La juez Inés M. Weinberg recordó a su colega con unas palabras que compartimos.

 

En representación del Tribunal Superior de Justicia me toca hoy despedir no sólo a un colega, sino a un amigo, a quien vamos a echar muchas veces en falta, y recordaremos por los valores que aquilataba: coherencia, sabiduría, conocimientos, firmeza y generosidad para compartirlos.

El doctor José Osvaldo Casás fue uno de los jueces que dio vida a este joven Tribunal de apenas 20 años de existencia. Fue desde esta perspectiva un hacedor porque, más allá de lo que establece la Constitución, una institución democrática se va haciendo sobre todo con la integridad de quienes lo componen.

Su curriculum como jurista y magistrado no es suficiente para definir a la persona que José Casás fue: un hombre de juicio sereno, reflexiones que ayudaban siempre a fortalecer criterio, y dispuesto a dialogar con quienes sostenían puntos de vista diferentes. Es remarcable su  respeto democrático por el disenso.

Fue además un hombre republicano. Respetuoso de las instituciones y crítico de cualquier forma de avasallamiento de las mismas. Tenía como norte el derecho y se ceñía meticulosamente al cumplimiento de las leyes, cuidadoso siempre de la imagen que como juez de un alto Tribunal debía transmitir.

José Casás, el colega y el amigo, nos deja un legado que creció a lo largo de su trayectoria y que a sus colegas, funcionarios y empleados del TSJ nos corresponde enaltecer.

Pudimos brindarle nuestra gratitud con motivo del brindis de fin de año que compartió con todo el personal del TSJ. Ciudadano responsable y magistrado orgulloso de su rol en la sociedad, su ejemplo nos acompañará cada día.

Hasta siempre querido colega y amigo.


Búsqueda avanzada